Hoy en día existen gran cantidad de remates en el mercado nacional tale como de propiedades, vehículos, animales, maletas, bienes de consumo diario e incluso hasta la famosa Tía Rica realiza este tipo de forma de liquidar bienes.

Los remates son una forma rápida de apropiarse de un bien y por lo general a un precio muy conveniente para aquella persona que lo compra. Es por ello que muchas personas eligen esta forma de abastecerse de mercadería o bienes para luego comerciarlos de manera privada y así comenzar o alimentar su negocio. Como todo bien material este puede contar con ciertos atributos o desperfectos que no nos acomodan del todo, es por eso que destacamos la importancia de mantenerse informado respecto al bien a rematar, revisarlo o estudiarlo solicitando toda la información que se pueda antes de participar de la subasta.

Como mencionamos antes, una de las grandes ventajas de rematar un producto es que el valor final que tu obtengas siempre será el máximo que estas dispuesto a pagar por el, de lo contrario será otro cliente quien se lleve el producto. Es por eso que al adjudicarte un lote en una subasta no puedes desistir de ello ya que al momento de bajar el martillo, el martillero no puede aceptar más ofertas sobre dicho bien y pasas a ser tú el futuro dueño de dicho lote.

Debido a las malas practicas de algunos clientes en el pasado, es que las casas de remate exigen una garantía previa para la participación en subastas, asegurándose que los clientes no abandonen lotes rematados dejándolos sin pago alguno y por consecuencia dejar a la casa de remates sin la posibilidad de vender dicho bien.

Es por eso que al momento de rematar un bien debes fijarte en los siguientes puntos.

  • Los remates son “a la vista” lo que quiere decir que los productos o los bienes se rematan en el estado en que se encuentran y que no es responsabilidad de la casa de remates su estado actual, por ello, estos no cuentan con garantía ni posibilidad de cambio o devolución.
  • Es importante que te fijes siempre en la comisión que pagarás luego de adjudicarte un lote, y debes considerar que por lo general todos los bienes pagan IVA a no ser que esto se estipule previamente.
  • Cada casa de remate, estipula reglas diferentes respecto al retiro de un bien ya facturado, principalmente por los costos asociados a almacenamiento y espacio, por lo que debes tener claro esto antes de rematar y así planificar el retiro de los lotes con tiempo, para así evitar ser considerado lote abandonado.